Tensiones comerciales podrÍán generar desconfianza en la economía. BCE

 

Bruselas, 11 octubre.- El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) mostró preocupación en su última reunión por «la posibilidad de que las tensiones comerciales generen una caída más general de la confianza en la economía», pero observa que aumentan las presiones inflacionistas por el crecimiento salarial.

En las actas de la reunión de política monetaria de mediados de septiembre, publicadas hoy, el BCE dice que «discutió en mayor detalle el impacto del proteccionismo comercial en las perspectivas económicas globales».

El BCE destaca que ya se ha producido una caída en los pedidos y en las exportaciones como muestran los últimos índices de gestores de compras.

No obstante, «los efectos adversos en la confianza en el comercio y en la inversión que surgen de las tensiones comerciales han sido hasta ahora limitados», según el BCE.

El Consejo de Gobierno del BCE también analizó las implicaciones de los acontecimientos en economías de mercado emergentes.

La depreciación de las divisas de esas economías se ha limitado a países con una elevada deuda externa y gran exposición al dólar, como Argentina y Turquía, aunque también Brasil y Sudáfrica.

El BCE consideró que, aunque los riesgos para el crecimiento de la zona del euro están equilibrados, había que reconocer que han aumentado «los riesgos relacionados con la amenaza del proteccionismo, las vulnerabilidades en los mercados emergentes y la volatilidad del mercado financiero».