Gobierno turco recortará el gasto público y luchará contra la inflación

 

Estambul, 16 agosto.- El Gobierno turco anunció hoy las primeras medidas desde la crisis por la caída de la lira, al asegurar que recortará gasto público y luchará contra la inflación, al tiempo que negó que la economía del país precisara de un rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Aplicaremos una política fiscal más ajustada; las reformas estructurales son nuestra prioridad», aseveró el ministro de Finanzas turco, Berat Albayrak, durante una teleconferencia con cerca de 4.000 inversores, con la que buscaba tranquilizar a los mercados y mejorar la confianza en la economía turca.

Albayrak, yerno del presidente Recep Tayyip Erdogan y uno de los ministros con más protagonismo, prometió recortar gasto público, aumentar el superávit primario, reducir la disparada inflación y «flexibilizar» el mercado laboral.

Entre esos propósitos, el ministro destacó que «la mayor prioridad» es reducir la inflación – actualmente en el 15 por ciento interanual- y prometió «reconducirla cuanto antes a cifras de un dígito, si fuera posible».

«En la lucha contra la inflación utilizaremos todas las tácticas que el Banco Central necesite», prometió.

Todos los economistas consultados por Efe coinciden en que el banco emisor debería aprobar una subida drástica de los tipos de interés, una política a la que se ha opuesto hasta ahora Erdogan, al que los cambios constitucionales que entraron en vigor el pasado julio le conceden mucho control sobre esa institución.